El zapato ideal para una comunión

Sandalias sin tacón.

 

Otra de las alternativas cómodas que las damas pueden tener a la hora de elegir un calzado, si es cierto qué los zapatos cerrados y las zapatillas tipos ballerinas son de as más comunes, actualmente el uso de las sandalias sin tacón se ha incrementado.

Esto se debe a que ya no es necesario solo usar una sandalia sin tacón del tipo casera, porque muchos diseñadores de zapatos han optado por darle un giro chic a estas sandalias, empleando materiales mas sofisticados que el plástico y dando variedad a los modelos.

Podemos encontrar sandalias elaboradas en bellos cueros y pieles, además de telas muy delicadas y encajes, la típica sandalia sin suela y raja dedo ahora ha sido reinventada, es por eso que cuando desees elegir estas sandalias sin suelas debes asegurarte de que sean fuera de lo común par que así aunque estas de sandalias bajas puedas estar muy bien presentada.

Si eliges unas sandalias de tiras gruesas, con bordados y pedrerías podrás usarlas incluso con faldas de jeans, jeans, vestidos casuales y te veras muy presentable.

Otra variación de las sandalias sin suelas son aquellas que cubren el talón y parte delantera del pie, este tipo de sandalias sin suelas son muy femeninas ya que asemejan un zapato alto pero siguen siendo de suela baja y muy cómodas. En tu armario nunca deben faltar unos pares de estas sandalias sin tacón, tonos neutros como el marrón y el blanco te combinaran con muchas prendas de vestir.

Cuando vayas de compras por estas sandalias siempre deberás de tener presente la estructura de tu pie, si tus dedos no son los más estéticos opta por unas sandalias sin suelas que cubran una gran parte de los dedos, por lo general estas vienen con correas amarradas al tobillo.